el trabajo del geógrafo obra expuesta

Ampliar fotoLa personalidad de Manuel de Terán imprimía un carácter singular a su ambiente de trabajo, al estudio del geógrafo. Sólo es posible reflejar aquí una evocación de tal ambiente, con referencias al Instituto Juan Sebastián Elcano del CSIC, a la revista Estudios Geográficos, a los fondos bibliográficos y cartográficos que Terán manejó, a las geografías descriptivas en que colaboró, al trabajo de campo e incluso al gabinete o refugio que estableció en su propia casa.
Allí, entre esos objetos, libros y mapas, leyó, meditó, escribió, como en un austero taller de trabajo, y enseñó lo que las cosas por sí solas no pueden alcanzar a mostrar.