RESIDENCIA DE ESTUDIANTES

PABELLÓN CENTRAL
Calle Pinar, 21. 28016 Madrid

11 de diciembre de 2019 - 31 de enero de 2020

De lunes a domingo de 11 a 20 h.

Desde mediados de 1939, tras la victoria en la guerra civil española del bando nacional, el Gobierno de la Segunda República, a través de la actuación de la JARE (Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles) y el SERE (Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles), llevó a cabo una serie de evacuaciones colectivas. Muchas de estas expediciones tuvieron como destino México, gracias a la política de acogida del Gobierno de Lázaro Cárdenas en aquel país.

Los buques Sinaia, Ipanema y Mexique fueron los protagonistas de las primeras expediciones y se convirtieron en referente y símbolo del exilio mexicano, pero no fueron ni los únicos, ni los primeros.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial dificultó aún más la situación y la incertidumbre del devenir de los refugiados en Europa, que comenzaron a ser vistos como una amenaza. El 22 de junio de 1940, Francia fue ocupada por el ejército alemán, tras la firma del armisticio en Compiègne entre el Gobierno francés y las autoridades del Tercer Reich. La situación de miles de refugiados españoles que se encontraban ya en tierras galas, muchos de ellos en pésimas condiciones, hacinados en campos de concentración, se volvió aún más crítica.

En ese contexto, otros muchos barcos adquirieron un papel decisivo: barcos de la esperanza, barcos de la libertad, barcos de distintas banderas que surcaron el Atlántico por una causa común: salvaguardar la vida de miles de personas de todas las profesiones y estratos sociales llevándolas lejos de la guerra, del fascismo y de las represalias del franquismo.